Historia y Tipos de Arroz

Hemos visto cómo se hace el arroz al vapor al estilo chino, hemos hablado de la importancia del arroz en la dieta china, pero nunca hemos hablado de la historia del arroz y de los distintos tipos que existen. ¡Hoy, por fin, sí!

El arroz (Oryza sativa ) es el más “super” de todos los “súper alimentos” porque ayuda a sostener a más de la mitad de la población mundial. Se trata de un cultivo milenario que se ha cultivado desde hace unos 5.000 años y ahora se presenta en alrededor de 2.500 variedades. La mayoría de las especies de arroz son nativas al subcontinente indio – a excepción de una especie menor con granos rojos que es nativa de África.

Restaurante Chino Ni Hao: Campos de Arroz

Campos de Arroz

Planta de climas cálidos, el arroz cobró importancia en China sólo cuando la agricultura se desarrolló en las provincias del sur. Algunos han dado el mérito de la introducción del grano a Europa a Alejandro Magno, pero no fue hasta el siglo VIII que los musulmanes empezaron a cultivar grandes extensiones de arroz en España. El “Arroz Carolina” vio la luz en Norteamérica en 1685, cuando el arroz se introdujo en Carolina del Sur.

Hoy en día, el arroz se divide en variedades de grano largo, mediano y corto, y diversas culturas premian a una u otra de ellas sobre el resto. El arroz de grano largo se prefiere en la mayoría de las cocinas occidentales y en la India. El arroz de grano mediano es más apreciado en algunos países asiáticos, mientras que el arroz de grano corto, con su almidón que hace que los granos se pegan entre sí, es el favorito de las que utilizan los palillos, como la japonesa y la china.

En la mayoría de los países industrializados, el arroz blanco es enriquecido para reemplazar los nutrientes del grano perdidos al molerlo. El arroz integral es mucho más nutritivo, ya que sólo se elimina la cáscara durante la molienda y se conserva el salvado en su capa externa. El arroz vaporizado o convertido se remoja y se cuece al vapor antes de la molienda para introducir nutrientes en el grano. El arroz instantáneo se cuece completamente y se deshidrata.

Hay otros arroces especiales, como el Arborio, que absorbe mucha agua mientras se cocina y se “engorda” para platos como la paella o la especialidad de Italia, el risotto. El arroz basmati, cultivado en la India y Pakistán, en vez de engordarse, crece a lo largo y aparece comúnmente en la cocina india, mientras que el arroz jazmín es un arroz tradicional de Tailandia.

Espero que ahora tengas mejor idea de qué es el arroz y de todos los distintos tipos que se usan en los distintos países del mundo.

Cómo Preparar el Arroz al Vapor Estilo Chino

Muchas personas me han preguntado cómo pueden hacer el arroz blanco para que salga igual que el nuestro restaurante. El arroz que se suele servir en un restaurante chino es arroz al vapor y para eso se suele usar una olla eléctrica especial para arroz. Pero no te desesperes, se puede hacer arroz al vapor en una cacerola normal y corriente. Aquí están unas instrucciones simples para preparar el arroz al vapor.

Restaurante chino Ni Hao: arroz blanco

  1. Enjuague el arroz – (Opcional Pero Preferible)
    Es cierto que enjuagar el arroz puede llevarse algunos de los nutrientes. Sin embargo, enjuagarlo también elimina el almidón extra y ayuda a que el arroz salga menos pegajoso. Enjuague el arroz en dos o tres cambios de agua hasta que salga limpio y sin leche.
  2. Remoje el arroz (Opcional)
    Remoje el arroz antes de cocerlo al vapor dará una textura más suave. Si quiere hacerlo asi, remoje el arroz durante al menos media hora.
  3. Mida y agreguer el arroz a la cacerola
    Las medidas de esta receta corresponden a 200 gr de arroz de grano redondo.
  4. Nivelar el Arroz
    O bien utilice la mano o agite la cacerola suavemente para asegurarse de que el nivel del arroz está regular.
  5. Añada agua – Método asiático del nudillo
    Comience agregando 400 ml de agua. A continuación, coloque su dedo corazón en la parte superior del arroz y continúe añadiendo agua hasta que alcance justo el primer nudillo de su medio. (Agute suavemente la cacerola si es necesario para nivelar el arroz para obtener una medición precisa).
  6. Hierva el Agua
    Lleve el agua a hervir, sin tapar, a fuego medio. Debe esperar hasta ver la formación de burbujas suaves alrededor de los bordes de la cacerola.
  7. Deje cocer el arroz
    Cubra la cacerola, cambie a fuego bajo y deje cocer el arroz a fuego lento durante unos 20-22 minutos, hasta que se absorba toda el agua y los granos estén blandos.
  8. Apague el fuego
    Apague el fuego, deje la cacerola en olla en la placa y deje reposar el arroz, tapado, durante otros 10 minutos.
  9. ¡Ya está!
    Ahueque el arroz y servir.

¡Disfrute de su arroz al vapor estilo chino!

La importancia del arroz

Es difícil exagerar la importancia del arroz en la cultura china. Para nosotros, el arroz es un símbolo de la vida misma. Hay muchos refranes que muestran el estatus del arroz. En el sur, la gente suele saludarse con la pregunta “¿Ha tomado el arroz hoy?” De una persona que pierde su empleo estable, se dice que se le ha roto su tazón de hierro de arroz. Y cuando te invitan a una cena, en muchas partes de China se considera de mala educación no comer cada grano de arroz en tu plato.

De acuerdo con el mito, los chinos conocimos por primera vez el arroz a través de un animal salvaje. Un período prolongado de inundaciones había destruido todos los cultivos, dejando a la gente sin otra opción que no fuera cazar animales. Un día, un perro salvaje corrió hacia ellos. La gente se dio cuenta de que había varias semillas de color amarillo pegadas a su cola. La gente, agradecida, sembró las semillas y el arroz creció.

Hoy en día, en muchas partes de China, el arroz es una parte fija de cada comida. Y no sólo arroz blanco – se usa en todo, desde la pasta hasta los postres y el relleno de aves. Congee, una especie de gachas de arroz mezcladas con vegetales, es un plato popular en el desayuno (¡y en otras comidas!). Y luego, por supuesto, el arroz forma parte de muchos platos principales.

Para la mayoría de nuestros platos, solemos utilizar arroz de grano medio, que produce un arroz más esponjoso. Por otro lado, el arroz glutinoso o “pegajoso” se utiliza principalmente para aperitivos y dulces.

Dos tipos de arroz menos conocidos son el arroz negro y el arroz rojo. Cultivado por toda Asia, el arroz rojo es un miembro de la familia de arroces glutinosos. No se considera muy comestible, pero hay un gran interés en los beneficios potenciales para la salud del extracto del arroz rojo. Lo encontrarás a menudo en los herbolarios, ya que se cree que ayuda a reducir los niveles de colesterol y mejora la circulación sanguínea.

Cultivado en China y Tailandia, el arroz negro es también un tipo de arroz pegajoso. Una capa de salvado cubre los granos de arroz, dándoles un color marrón o negruzco. El arroz negro se utiliza principalmente en los postres chinos, tailandeses y filipinos – ¡y en Ni Hao como plato de guarnición! Al igual que el arroz rojo, se considera que el arroz negro tiene numerosos beneficios para la salud, especialmente la variedad de color púrpura-negro. Si quieres probar sus cualidades saludables, sólo tienes que pedirlo un día en nuestro restaurante.

Restaurante chino Ni Hao: arroz blancoHoy, para terminar, voy a daros la receta que utilizo yo en casa para preparar el arroz blanco – muy sencillo y bastante rápido.

Receta para 4 personas (alrededor de 6 cuencos de arroz)

Ingredientes

2 vasos de arroz
3 vasos de agua

Preparación

  1. Eliminar el polvo y las impurezas lavando el arroz en un par de cambios de agua (o más si el agua no queda clara después de la segunda vez). Mueve el arroz con tus dedos al enjuagarlo.
  2. Escurrir y colocar el arroz en una olla plana, de fondo grueso y con tapa que cierre bien.
  3. Agregar el agua y tapa la olla.
  4. Llevar a ebullición a fuego medio. Revolver bien.
  5. Tapar la olla de nuevo y cocinar a fuego muy lento durante unos 15 minutos.
  6. Apagar el fuego y permitir que el arroz repose durante 15 minutos más para completar el proceso de absorción del agua.
  7. Remover el arroz para que quede más suelto, y servir en cuencos.

¡Qué lo disfrutéis!