Receta: Rollos de Primavera Asados

Hojas de rollos de primavera crujientes y ligeras llenas de tiernos camarones, carne de cerdo, jengibre, ajo, hierbas frescas y especias y horneados a la perfección con una salsa de soja picantita con jengibre.

En comparación con los rollos de primavera fritos, los rollos de primavera asados son ligeros y crujientes por fuera y tiernos y deliciosos por dentro, sin toda la grasa. No tienen sabor ni sensación grasientos, y no hace falta limpiar de grasa las superficies de tu cocina. Desde un punto de vista dietético, imagínate todas las calorías que puedes suprimir al asar en lugar de freír. Es verdad que los rollos de primavera asados no salen tan dorados como los fritos pero están crujientes y deliciosos.

Ingredientes

  • Hojas de pasta para rollos de primavera – 16 (aproximadamente, ya que depende de la cantidad de llenado y el tamaño de las hojas)
  • Aceite de canola – 2 cucharadas (reserva una para hilvanar los rollos antes de asarlos)
  • Ajo – 3 dientes picados
  • Jengibre fresco – 2,5 cm pelado y rallado
  • Carne de cerdo molida – 250 g (se puede omitir si sois vegetarianos)
  • Repollo – 2 tazas en rodajas y picado
  • Zanahoria – 1 rallada
  • Brotes de soja – 1,5 tazas de brotes frescos cortados en tercios
  • Camarones – 250 g crudos, pelados y limpios
  • Vino xing shao (o jerez seco) – 2 cucharadas
  • Salsa de soja – 2-3 cucharadas o al gusto
  • Pimienta blanca – 1/4 cucharadita
  • Aceite de sésamo – 1 cucharadita
  • Cebolletas – 1/2 taza picadas
  • Agua – 2 cucharadas
  • Maicena – 1-2 cucharadas (para hacer una pasta de almidón de maíz para ayudar a sellar los rollos)

Salsa de soja con jengibre

  • Salsa de soja – 3 cucharadas
  • Aceite de sésamo – 1/4 cucharadita
  • Ajo – 1 diente picado
  • Jengibre – 1 cucharadita, rallado
  • Cebolletas – 1 cucharadita, finamente picadas

Instrucciones:

  1. Sacar las hojas para rollos de primavera del congelador y dejar que alcancen la temperatura ambiente durante aproximadamente 30 minutos o colocar en el frigorífico para descongelar durante 2 horas aproximadamente. Mantener sellado el paquete para que no se sequen.
  2. En la sartén o wok, añadir 1 cucharada de aceite (reserva 1 cucharada de aceite para cepillar los rollitos de primavera antes de asarlos). Agregar el ajo y el jengibre y freír hasta que notes el aroma (si te gusta lo picante, puedes añadir chiles). Agregar la carne de cerdo y cocinar hasta que ya no esté rosado sin llegar a estar dorado, unos 3 minutos. Añadir la col, zanahoria, brotes de soja y / o cualquier verdura que te gusta y freír durante un minuto y luego agregar los camarones y cocinar hasta que estén rosados. Añadir el vino shoaxing, salsa de soja al gusto, pimienta blanca, aceite de sésamo y cebolleta y mezclar bien. Escurrir en un colador para eliminar la humedad y presionar hacia abajo para quitar el exceso de jugo de la mezcla. Dejar a un lado.
  3. Retirar las hojas para rollos de primavera del paquete. Retirar con cuidado y lentamente una hoja y colocarla en una superficie de trabajo limpia. Colocar el resto de las hojas no utilizadas bajo un paño limpio y húmedo para que no se sequen (paso muy importante). Precalentar el horno a 190 grados C.
  4. Colocar la hoja con uno de los bordes puntiagudos hacia ti, como un diamante. Con un pincel o con el dedo pintar los exteriores con la pasta de almidón de maíz para ayudar que se pegue el rollo. Colocar una cucharada del relleno de carne de cerdo, camarones y verduras en el borde puntiagudo y luego doblar la solapa y presionar firmemente. Doblar los lados y mantener el rollo de primavera apretado mientras aprietes suavemente rodando el rollo hacia fuera. Cepillar la parte de atrás del rollo con otra capa fina de pasta de almidón de maíz y continuar rodando fuertemente hasta sellar el rollo. Colocar el rollo, con el cierre hacia abajo, en una bandeja para hornear forrada con papel para hornear. Seguir el mismo proceso con las restantes hojas para rollos de primavera y el relleno. (No te preocupes si los primeros rollos salen un poco mal – ¡irás mejorando!)
  5. Cepillar los rollos suavemente en ambos lados con un poco de aceite de canola. Hornear con el cierre hacia abajo durante unos 10 minutos. Después de los primeros 10 minutos, darles la vuelta a los rollos, cepillarlos con un poco más de aceite y hornear durante otros 10 a 15 minutos o hasta que estén dorados y crujientes.
  6. Hacer la salsa para mojar. En un tazón pequeño añadir la salsa de soja, aceite de sésamo, ajo, jengibre, cebolleta, y si te gusta lo picante, un poco de chile picado. Mezclar bien y servir como una salsa para tus rollos de primavera.
  7. ¡Comer y disfrutar!

Comida China – Salsa Agridulce

Agridulce: esta es una combinación totalmente ligada a la cocina china. ¿Quién no ha pedido un plato que contenía salsa agridulce en un restaurante chino en un momento u otro?

Según lo que me han contado, originalmente fueron los cantoneses a los que probablemente se les ocurrió la idea de fusionar estos dos sabores muy diferentes, aunque no está claro cuándo se originó la idea o qué condujo a su invención. Algunas personas dicen que el plato de cerdo con salsa agridulce fue creado en realidad para satisfacer los gustos extranjeros. Sea o no verdad, los platos agridulces siguen siendo muy populares en China. El cerdo agridulce es un plato popular en la Nochevieja china: como la palabra cantonesa para “agrio” tiene un sonido similar a la palabra para “nietos”, las familias creen que servir este plato les ayudará a asegurarse de que tengan más nietos en el Año Nuevo.

Restaurante Chino Ni Hao: Cerdo Agridulce

Mientras que la mayoría conocemos el cerdo agridulce, la salsa agridulce se utiliza para dar sabor a una serie de otras carnes salteadas, tales como la ternera y el pollo. También sirve como una excelente salsa para mojar. Lo “dulce” en la salsa agridulce proviene de azúcar blanca o morena. En cuanto a lo “amargo”, esto se logra mediante la adición de vinagre. Las recetas más auténticas generalmente exigen vino de arroz – como Shao Hsing – o vinagre de arroz. El vino Shao Hsing, que sabe como el jerez seco, está hecho de una combinación de arroz glutinoso, mijo, una levadura especial, y el agua mineral local. Por el contrario, el vinagre de arroz se hace con arroz fermentado y es más dulce que el vinagre de vino regular. Unas pocas recetas piden vinagre Chinkiang – vinagre negro con un sabor distintivo que debe su nombre a una ciudad en el este de China. La salsa de tomate se utiliza de forma general para dar a la salsa agridulce su color inusual.

No hay nada malo en variar las cantidades de azúcar y/o vinagre en la receta para aumentar o reducir el dulzor de la salsa. De hecho, diferencias en el sabor de los platos agridulces existen por toda China. Los platos cantoneses, por ejemplo, tienden a ser más dulces que los que se encuentran en otras regiones.

Hoy termino aquí, pero en mi próximo artículo te daré una receta para la salsa agridulce.

Receta: Tiras de Cerdo Salteadas con Pepino

El pepino absorbe la salsa con sabor a ostras durante el salteado, añadiendo un algo extra a este plato rápido y fácil. Servir con arroz cocido.

Sirve 3-4.

Ingredientes:

  •     500g de lomo de cerdo
  •     1 cucharada de salsa de soja
  •     1 cucharada de vino de arroz chino o jerez seco
  •     1/4 cucharadita de sal
  •     Una pizca de pimienta negro
  •     2 cucharaditas de maicena
  •     1/3 taza de caldo de pollo
  •     1 cucharada de salsa de ostras
  •     1 cucharadita de azúcar granulada
  •     1 pepino mediano
  •     1 cucharadita de jengibre picado
  •     1 cucharadita de ajo picado
  •     2 cucharadas de aceite vegetal

Preparación:

  1. Cortar la carne de cerdo en tiras finas. Colocar en un bol y añadir la salsa de soja, vino de arroz o jerez seco, la sal, la pimienta y la maicena usando los dedos para mezclar todo. Cubrir y dejar marinar la carne de cerdo en la nevera durante 30 minutos.
  2. Mientras la carne de cerdo se marine, preparar los otros ingredientes: combinar el caldo de pollo, salsa de ostras y el azúcar en un tazón pequeño o taza de medir. Cortar el pepino por la mitad longitudinalmente y luego o bien en diagonal en rodajas finas de 2cm de espesor, o al estilo juliana para que coincida con la carne de cerdo.
  3. Precalentar un wok (o una sartén) a fuego medio-alto y agregar 1 cucharada de aceite. Cuando el aceite esté caliente, agregar la mitad del ajo picado y el jengibre. Agitar durante 10 segundos, luego agregar la mitad de la carne de cerdo. Dejar que la carne repose durante un minuto, luego saltear hasta que se vuelva blanca y esté casi cocida. Retirar la carne de la sartén. Cocinar la mitad restante de la carne de cerdo, agregando aceite adicional según sea necesario.
  4. Calentar 1 cucharada de aceite en el wok (o la sartén). Cuando el aceite esté caliente, añadir la otra mitad del ajo y el jengibre. Saltear durante 10 segundos, luego agregar el pepino. Saltear durante 2 minutos, luego agregar la salsa y cocinar durante 2 minutos más. Agregar la carne y saltear durante 2 minutos más, para asegurarse de que la carne de cerdo esté bien hecha y todo se haya mezcladp. Servir caliente.