Receta: Col Rizada al Estilo Chino

Ni Hao Restaurantes Chinos/Asiáticos: kaleHoy una forma de dar un toque asiático a una verdura común en España, que además es muy, muy sana. Y sólo necesitas saber echar salsa desde un par de botellas…

Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
Dificultad: fácil
Porciones: 2-3 (es fácil doblar o dividir las cantidades si quieres hacer más o menos)

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 1 diente de ajo grande, en rodajas
  • 200g col rizada
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de salsa de ostras*
    * Hoy en día es más fácil encontrar esta salsa. Últimamente la he visto en Alcampo y en Sánchez Romero. Si no lo encuentras en tu supermercado habitual, siempre puedes hacer una visita al supermercado asiático de la Calle General Margallo en Tetuán.

Instrucciones

  1. Calentar el aceite en un wok grande o sartén, a continuación, añadir el ajo y cocinar durante unos segundos. Añadir la col rizada y remover bien para que se cubra del aceite con ajo.
  2. Añadir 100ml de agua hirviendo y cocer durante 7 minutos más hasta que la col rizada se haya marchitado y esté bien cocida.
  3. Añadir removiendo las salsas de soja y de ostras y calentar para servir.

Esta verdura se puede tomar con pollo, cerdo o ternera a la plancha y un cuenco de arroz blanco. Una comida – o cena – rápida, fácil, sabrosa y muy sana.

Foto de photofarmer

Especias y Salsas Chinas Imprescindibles (I)

Cuando estás preparando un plato chino, es posible sustituir algunos ingredientes que son más difíciles de encontrar en España, como, por ejemplo, la pimienta negra en lugar de granos de pimienta de Szechuan o la pimienta de Jamaica en lugar del polvo de cinco especias Pero, aunque las especias y las salsas chinas se utilizan generalmente en pequeñas cantidades para mejorar las recetas, pueden ofrecer un sabor sutil, una profundidad y, a veces, un impacto único que no se puede obtener de ningún sustituto.

Si estás pensando en aprovisionarte de algunos elementos esenciales de cocina china, la mayor parte de los condimentos básicos que vas a necesitar se pueden guardar durante mucho tiempo y pueden ser combinados, adaptados y utilizados en un montón de diferentes recetas chinas. Iremos viendo una serie de especias y salsas que creemos que son cruciales para el arte de la cocina china. Hoy empezamos con las dos primeras.

Salsa de Pato

Si buscas salsa de pato y no la encuentras, sólo tienes que buscarlo con su nombre más comprensible y de uso común (por los fabricantes, de todos modos): salsa de ciruela.

Porque la salsa de pato está hecho principalmente de ciruelas, no de pato. Sin embargo, la salsa sí tiene una relación muy estrecha con la deliciosa ave, porque se usa principalmente para acompañar el pato asado. Pero esta salsa se puede usar para muchas más cosas, ya que en realidad se usa generalmente también con platos de pollo y ternera.

Típicamente, las ciruelas son el ingrediente principal, aunque muchas recetas también incorporan melocotones, albaricoques secos, pimientos, vinagre, jengibre y azúcar. Combinados, los ingredientes dan a la salsa de pato su típico sabor dulce, fuerte y picante.

Salsa de Ostras

Restaurante chino: salsa de ostras

Generalmente, la salsa de ostras se utiliza para agregar un toque salado a los platos de fideos y verduras salteadas. Conocida por su color marrón oscuro y consistencia suave, el ingrediente principal de esta exquisita salsa son las ostras picadas y los jugos que contienen. Los ingredientes adicionales incluyen típicamente el azúcar y la salsa de soja.

Aunque la salsa de ostras es muy apreciado por su sabor agradable a mariscos, es mejor evitar las variedades más baratas, en botellas de plástico, a favor de las versiones más completas en recipientes de vidrio. Como regla general, cuanto menos cuesta la salsa, más fuerte sabor a pescado tiene. Una vez que la botella ha sido abierta, hay que guardarlo en el refrigerador para ayudar a que dure más tiempo.

Receta China: Congee Chino con Espárragos, Arroz Integral y Mijo

Lo prometido es deuda, ¿verdad? Como ya te prometí en mi útimo artículo, aquí tienes la receta de congee con espárragos.

Restaurante chino Ni Hao: espárragos

Sirve 4-6

Ingredientes

  • 1 taza arroz integral con 3 tazas de agua; cocinar a fuego lento hasta que quede al dente (unos 45 minutos)
  • 1 taza de mijo, agregar 2 tazas de agua; cocinar a fuego lento durante 20 minutos hasta que quede sin grumos.
  • 1 taza de espárragos, lavados y pasados por la parrilla hasta que estén ligeramente ennegrecidos. Cortar en trozos de 2,5 cm
  • 2 dientes de ajo, cortados en cubitos
  • 1/4 taza de champiñones Crimini, en rodajas finas
  • 2,5 cm jengibre, pelado y picado
  • 1 1/2 cucharadas salsa de ostras
  • 1 cucharada soja clara
  • 1 cucharadita aceite de sésamo
  • 2 cucharadas aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas cebolleta, lavada y picada
  • sal marina y pimienta blanca al gusto

Equipamiento

Dos sartenes para sopa de tamaño mediano; una sartén de 20 cm; una olla para sopa grande.

Preparación

  1. Verter 3 tazas de agua en una cacerola para sopa de tamaño medio. Añadir 1 taza de arroz y cocinar a fuego lento hasta que la mayoría del agua se haya absorbido y el arroz integral quede suave, aproximadamente 45 minutos. Retirar del fuego.
  2. En otra olla de tamaño medio, verter 2 tazas de agua y 1 taza de mijo y llevar a ebullición. Bajar el fuego y cocinar a fuego lento durante 15 minutos. Retirar del fuego. Añadir 1/2 taza de agua, si se seca demasiado.
  3. Sofreír el ajo, el jengibre y los champiñones hasta que estén crujientes con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, unos 2 minutos.
  4. Combinar el arroz y el mijo, el ajo, el jengibre, champiñones y mantequilla en una olla mediana. Añadir 1/2 taza de agua y 2 cucharadas de mantequilla sin sal. Llevar a ebullición y cocinar a fuego lento hasta que el agua se absorba.
  5. Añadir sal marina y pimienta blanca al gusto
  6. Añadir 1 cucharada de aceite de sésamo, la cebolleta picada y los espárragos ligeramente ennegrecidos para adornar.
  7. Servir y disfrutar!