Receta: Fideos Chinos Frescos con Setas Mixtas y Espinacas

Hoy quiero darte una receta china vegetariana. Con los platos chinos más populares en Europa, con la ternera, pollo, cerdo, etc., se suele olvidar que la cocina china es sobre todo vegetariana. Por eso, y por las formas más comunes de cocción (salteado, al vapor,…), resulta tan saludable.

Para este plato, podrás encontrar fideos chinos frescos en paquetes envueltos en celofán en los supermercados asiáticos, y muchas veces en tiendas de alimentos naturales.

Restaurante chino-asiático Ni Hao: fideos chinos frescos

Esta receta sirve de 4 a 6 personas

Ingredientes

  • 350 g fideos chinos frescos (si no tienes fideos chinos, puedes usar espaguetis, linguine o tallarines udon)
  • 1 cucharada de aceite vegetal neutro (girasol, por ejemplo)
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo oscuro
  • 1 a 2 dientes de ajo picados
  • 500 g champiñones/setas frescos mezclados (champiñones con shiitake fresco, cremini, y/o cualquier otra variedad de tu elección)
  • 1/4 taza de vino blanco seco o caldo de verduras
  • 250-300 g espinacas frescas, bien enjuagadas, con el tallo quitado, y picadas en trozos grandes
  • 2 a 3 cucharadas de salsa de soja natural baja en sodio
  • Pimienta negra recién molida al gusto

Preparación

  1. Cocinar los fideos en abundante agua hirviendo hasta que estén al dente y escurrir.
  2. Mientras tanto, calentar el aceite en una sartén o wok. Agregar el ajo y saltear a fuego lento durante un minuto más o menos. Añadir los champiñones y vino o caldo. Tapar y cocinar a fuego medio, removiendo ocasionalmente, hasta que estén hechos al gusto (unos 5 a 8 minutos).
  3. Agregar la espinaca y cocinar, cubierto, justo hasta que se ablande la espinaca (de 2 a 3 minutos). Agregar los tallarines, luego sazonar con salsa de soja y pimienta. Servir inmediatamente.

Un plato chino, vegetariano, fácil, rápido y sabroso. ¿Qué más se puede pedir?

Ingredientes esenciales para la cocina china

Muchos amigos me han preguntado cuáles son los “ingredientes” que deben tener a mano en casa si piensan empezar a preparar platos chinos. Para empezar, yo recomendaría los siguientes:

Vino de arroz chino – Aporta sabor y es bueno para enmascarar los olores fuertes, como el pescado. (Si no encuentras vino de arroz, puedes usar jerez seco).
Setas chinas negras secas – Las encontrarás empaquetadas en las tiendas asiáticas. Incluso las marcas baratas sirven para sopas y salteados .
Almidón de maíz (Maicena) – Se usa en marinadas, y como espesante. Lo puedes usar en vez de fécula de mandioca o fécula de patata en las recetas.
Ajo – Junto con el jengibre, se utiliza a menudo para sazonar el aceite para cocinar.

Restaurante Ni Hao Madrid: Raíz de Jengibre

Raíz de Jengibre

Raíz de jengibre – Usa siempre jengibre fresco a menos que la receta indique lo contrario.
Cebolletas (cebollas tiernas) – Se usan a menudo como guarnición, o añadidas a los salteados en wok.
Salsa de ostras – Preparada con ostras cocidas y condimentos, esta salsa sabrosa se utiliza en platos de carne y verduras, y es uno de los principales ingredientes en la cocina cantonesa.
Arroz – De grano largo, o redondo, para los platos principales, de grano corto o “pegajoso” para postres o aperitivos. Si prefieres, puedes usar arroz jazmín perfumado.
Vinagre de arroz – El vinagre de arroz blanco (también llamado simplemente vinagre de arroz) tiene un sabor delicado que es mucho menos “agresivo” que el vinagre blanco regular.
Aceite de sésamo – Se utiliza como sazonador en salteados y sopas.
Salsa de soja – Tanto clara como oscura. Las botellas no suelen venir bien identificadas, pero se pueden diferenciar mirándolas a contraluz – la salsa de soja oscura es más espesa y, lógicamente, más oscura.
Pasta de chile – Preparada con chiles, sal, ajo, jengibre y aceite. Una pequeña cantidad de este condimento añade picante a salteados, adobos y salsas.
Aceite para freír y saltear – Tradicionalmente en China se usa el aceite de cacahuete. Sin embargo, en España hay muchos aceites vegetales muy buenos, así que aprovecha y usa aceite de girasol, por ejemplo, o un aceite de oliva refinado (pero no aceite de oliva virgen).

Verduras frescas y en conserva
Para tus salteados, dan un resultado excelente el apio, el calabacín y los brotes de soja. Y asegúrate de tener en casa brotes de bambú, castañas de agua, y maíz tierno en conserva.

Hoy en día ya no es difícil encontrar estos ingredientes. Si no los encuentras en tu supermercado habitual, sólo tienes que hacer una visita a cualquiera de los supermercados asiáticos que se encuentran en la calle del General Margallo (de Madrid).

¡Qué te salgan maravillosos tus platos!