La Soja en la Cocina China: Leche, Habas y Tofu

Ni Hao Restaurante Chino-Asiático: Semillas de SojaLa soja es un ingrediente clave en la cocina china y ha sido así durante miles de años.

Si crees que el consumo de soja en China se limita a las habas (semillas) de soja, leche de soja y el tofu, estás equivocada. En realidad, hay cientos de diferentes tipos de productos alimenticios hechos de soja que forman parte de la dieta diaria en China.

Ya he escrito sobre el tofu, así que hoy me quiero centrar en la leche de soja, semillas de soja y queso de soja.

Habas (semillas) de soja

Empecemos con la forma original en la que la soja se presenta en la naturaleza: las semillas de soja. Aunque es difícil encontrar semillas de soja en los supermercados españoles, sí se venden en la mayoría de los supermercados chinos en España. Se venden las habas secas y duras, así que, si decides cocinarlas, tienes que remojarlas en agua por lo menos durante una noche para conseguir que estén blandas y listas para cocinar.

Una forma popular de cocinarlas es salteándolas (stir-fry). A mí me gusta hacerlo con pequeños trozos de tofu y zanahoria; o se pueden sofreír en aceite, hasta que queden crujientes. Se pueden tomar así como aperitivos o guarnición.

Leche de soja

En China, la leche de soja está algo más espesa de lo habitual en los países occidentales, y nunca se mezcla con ninguna otra cosa. Hoy en día, la leche de soja se puede hacer en el hogar mediante el uso de una máquina fabricante de leche de soja. Si te acuerdas de dejar las habas en remojo la noche anterior, a la mañana siguiente puedes hacer leche de soja pura en 10 minutos.

La leche de soja es un componente esencial de un desayuno chino.

Cuajada de soja seca

Se pueden encontrar generalmente dos tipos de cuajada de soja seca (dried beancurd – hecha desde la nata que se forma en la superficie de la lecha de soja hervida) en los supermercados chinos. El primero viene en la forma de un palo; el segundo viene en una hoja.

Ambos necesitan ser remojados en agua primero. Puedes sumergirla en agua tibia (nunca demasiado caliente) durante un par de horas, y luego usarla para ensalada.

Condimentos

Hay muchos condimentos a base de soja, como la salsa de soja, pasta de soja, aceite de soja. La mayoría de ellos son esenciales en la vida cotidiana china y se pueden encontrar en todas las cocinas en el norte de China.

En otros artículos seguiremos hablando de la soja y de platos que dependen mucho de ella para su sabor y textura.

Las Dietas China y Mediterránea Reducen el Riesgo de la Depresión y la Ansiedad

El otoño pasado, unos investigadores en China publicaron un estudio en Public Health Nutrition sobre el efecto que tienen dietas específicas en la salud mental. Esto es algo diferente del estudio del ejemplar anterior, que se centró en los niveles de nutrientes específicos y su efecto sobre la salud mental.

Este grupo de 8 investigadores – junto con enfermeras escolares y públicas, así como entrevistadores – estudiaron los hábitos alimenticios de más de 5.000 jóvenes chinos de edades comprendidas entre 13 a 21 años. También midieron sus niveles de depresión y ansiedad.

Lo que descubrieron es que las dietas ricas en alimentos procesados o alimentos de origen animal aumentaron el riesgo de depresión y ansiedad.

Por otro lado, descubrieron que una dieta tradicional china (granos integrales, frutas, verduras, arroz y algunos productos de soja) efectivamente baja el riesgo de depresión y ansiedad.

Restaurante Chino Ni Hao: Alimentos Tradicionales

Un estudio de 2006 había encontrado correlaciones similares, descubriendo que una dieta mediterránea tradicional (frutas, frutos secos, verduras, cereales, legumbres y pescado) también protegía contra la depresión en los jóvenes.

Si queremos asegurarnos de tener una óptima salud mental, lo mejor que podemos hacer es seguir  dietas tradicionales de alimentos integrales, tales como las dietas tradicionales española y china. De nuevo hemos econtrado una relación entre las dietas tradicionales de mi país de origen y mi país de adopción. No hace falta elegir entre una dieta y la otra – ¡las dos son saludables y son perfectamente compatibles!

¡Que aproveche!