Receta: Pollo agridulce con arroz integral

Nuestro restaurante de Arturo Soria acaba de publicar un enlace a una receta realmente sana y saludable.Es una receta de pollo con salsa agridulce, pero no lleva ni la grasa saturada, ni la sal, ni el azúcar que suelen llevar los platos agridulces tradicionales. De esta forma puedes disfrutar del sabor de una comida china agridulce aunque tengas que seguir una dieta sana. Incluso sugiere una versión compatible con la dieta vegetariana, con la sustitución del pollo por tofu.

Los detalles los encontrarás aquí:
Pollo agridulce con arroz integral

 

Más consejos sobre la cocina china

Algunas amigas (y amigos) me han pedido que siga con mis consejos para cocineros principiantes de platos chinos, así que, aquí van unos pocos más…

  1. Principios generales de la cocina china:
    1. Trata de variar las carnes y las verduras en un plato, para que haya una interesante variedad de sabores, texturas y colores. Los chinos creemos que es importante encontrar el equilibrio y la armonía en todos los aspectos de la vida, incluida la comida.
    2. Lo fresco es mejor: utiliza ingredientes frescos siempre que sea posible.
    3. Asegúrate de tener todo preparado antes de empezar a cocinar: las verduras lavadas, escurridas y cortadas; la carne cortada y marinada; las salsas preparadas.
  2. Equipamiento para la cocina china:
    1. Aunque no es una necesidad absoluta, te será de mucha utilidad comprar un wok antes de empezar a cocinar comida china.
    2. Aunque no es esencial, sí es muy útil tener una una cuchilla de carnicero para preparar comida china.
  3. Preparación de verduras:
    1. Lava las verduras de hoja verde antes de tiempo. Esto les da más tiempo para escurrirse para que no queden demasiado mojadas al saltearlas.
    2. Coloca todas las verduras cortadas en una bandeja. De esa manera, no se te olvidará nada. Sólo ten cuidado de no mezclarlas, ya que los tiempos de cocción varían entre las distintas verduras.
  4. Salteado de verduras:
    1. Al saltear verduras, cocina las más duras y más gruesas durante más tiempo que las más tiernas y las verduras de hoja. Las verduras tales como el brócoli, las zanahorias y el repollo necesitan ser cocinadas más tiempo que el bok choy, que a su vez necesita una cocción más larga que los chícharos o brotes de soja.
    2. Si no estás segura en qué orden preparar las distintas verduras, simplemente saltéalas por separado. Nunca las cuezas demasiado.
  5. Tofu:
    1. Para saltear o freír el tofu, usa tofu firme o extra firme. El tofu firme mantendrá su forma y no se deshará en el wok.
    2. Escurre el tofu antes de usarlo, ya que esto le permite absorber los otros sabores del plato.
  6. Carnes y pescados:
    1. Deja marinar siempre la carne fresca.
    2. Si una marinada requiere maicena, añádela en el último momento. Actuará como aglutinante.
    3. Siempre corta la carne contra, o a través del, grano, nunca con, o siguiendo, el grano. Esto ayuda a que quede más tierna.
    4. Corta la carne en trozos uniformes para que se cocinen de manera más uniforme.
    5. Al cocinar la carne o las aves de corral, asegúrate de que el wok esté muy caliente antes de agregar el alimento.
    6. Si vas a saltear carne con verduras, saltea primero la carne y déjala a un lado. Por lo general, la volverás a añadir al wok con la salsa durante la etapa final de la preparación.
  7. Cocinar con aceite:
    1. Al agregar el aceite para saltear, añádelo en forma de “llovizna” por los laterales del wok.
    2. Al freír, y para saber si el aceite está suficientemente caliente, simplemente mete un palillo en el wok. Cuando el aceite chisporrotea a su alrededor, se puede empezar a añadir los alimentos.
  8. Consejos sobre salsas y condimentos:
    1. Siempre usa el jengibre fresco, no en polvo.
    2. Si lo deseas, utiliza el azúcar como sustituto de MSG (glutamato monosódico).
    3. La fórmula para mezclar harina de maíz (maicena) con el agua es de 1 a 2 o 1 a 4: por ejemplo, 1 cucharada de maicena con 2 cucharadas de agua.
    4. No uses más cantidad de maicena de lo que pida la receta
  9. El arroz:
    1. Para obtener los mejores resultados al cocinar el arroz, usa arroz de grano largo (o arroz redondo).
    2. Al preparar un arroz frito, usa arroz cocido frío, preferentemente del día anterior.

Con esto, seguramente te harás ya una experta en la cocina china, pero, por si acaso, seguiremos con más consejos en futuros artículos – ¡y seguiremos preparando todos los platos que tanto te gustan en Ni Hao Arturo Soria y Ni Hao Sanchinarro!

Tofu – Alimento versátil y sano

Tofu en cubos

Tofu en cubos

Hoy nos centraremos en un alimento que es quizás el más versátil de toda la comida asiática – el tofu. El nombre en español viene de la palabra japonesa “tofu”, que a su vez proviene del chino “doufu”, que significa, más o menos, “cuajada de soja”.

Se prepara a partir de semilla de soja, agua y un coagulante. El primer paso es hacer lo que se llama leche de soja, que primero se coagula y después se prensa para separar la parte líquida de la sólida. El proceso de preparación se parece mucho a la preparación del queso. El producto final también tiene una textura parecida a la del queso fresco. Tiene un color blanco cremoso, un sabor delicado, y se suele presentar en forma de cubos blancos.

En España – y en toda Europa – los que mejor conocen el tofu son los vegetarianos. Como no lleva ningún ingrediente de origen animal, y además es una gran fuente de proteínas, los vegetarianos lo toman en multitud de formas distintas como sustituto de la carne. Por ejemplo, en nuestros restaurantes Ni Hao presentamos un plato de pato de tofu para vegetarianos – se llama “Mok-Duk”, y se sirve chisporroteando en una bandeja caliente (al tie-ban).

El tofu no sólo es un alimento muy versátil, sino también muy sano – es bastante más sano y natural que la carne porque no lleva las toxinas que lleva ésta. Además de proteínas, también proporciona aminoácidos, potasio, hierro y un alto contenido en calcio. Su bajo contenido calórico lo hace ideal para incluir en las dietas para adelgazar, y resulta también digestivo y suave y no lleva colesterol.

El tofu es un ingrediente esencial en muchos platos orientales. En nuestros restaurantes Ni Hao, además del Mok-Duk que mencionamos antes, lo servimos de dos formas distintas: Tou-Fu a la cazuela, plato suave de tofu frito con una mezcla de verduras; y Ma-Bo Tou-Fu, plato más picante, preparada con una mezcla de salsa de soja, salsa de tomate y distintas especias. Y, por supuesto, los que habéis probado la sopa de miso en nuestro restaurante de Sanchinarro, sabréis que el tofu es un ingrediente muy importante en este plato.

Hasta ahora lo positivo, que es muchísimo. Pero también tengo que decir que a muchos europeos les cuesta acostumbrarse al tofu – les resulta muy blando de sabor (¡algo así como tomar el queso fresco como plato principal!). Si quieres probarlo, sugiero empezar con el Ma-Bo Tou-Fu, que tiene algo más de sabor, sin pasarse de picante. ¡Qué guste!