Receta: Rollos de Primavera Asados

Hojas de rollos de primavera crujientes y ligeras llenas de tiernos camarones, carne de cerdo, jengibre, ajo, hierbas frescas y especias y horneados a la perfección con una salsa de soja picantita con jengibre.

En comparación con los rollos de primavera fritos, los rollos de primavera asados son ligeros y crujientes por fuera y tiernos y deliciosos por dentro, sin toda la grasa. No tienen sabor ni sensación grasientos, y no hace falta limpiar de grasa las superficies de tu cocina. Desde un punto de vista dietético, imagínate todas las calorías que puedes suprimir al asar en lugar de freír. Es verdad que los rollos de primavera asados no salen tan dorados como los fritos pero están crujientes y deliciosos.

Ingredientes

  • Hojas de pasta para rollos de primavera – 16 (aproximadamente, ya que depende de la cantidad de llenado y el tamaño de las hojas)
  • Aceite de canola – 2 cucharadas (reserva una para hilvanar los rollos antes de asarlos)
  • Ajo – 3 dientes picados
  • Jengibre fresco – 2,5 cm pelado y rallado
  • Carne de cerdo molida – 250 g (se puede omitir si sois vegetarianos)
  • Repollo – 2 tazas en rodajas y picado
  • Zanahoria – 1 rallada
  • Brotes de soja – 1,5 tazas de brotes frescos cortados en tercios
  • Camarones – 250 g crudos, pelados y limpios
  • Vino xing shao (o jerez seco) – 2 cucharadas
  • Salsa de soja – 2-3 cucharadas o al gusto
  • Pimienta blanca – 1/4 cucharadita
  • Aceite de sésamo – 1 cucharadita
  • Cebolletas – 1/2 taza picadas
  • Agua – 2 cucharadas
  • Maicena – 1-2 cucharadas (para hacer una pasta de almidón de maíz para ayudar a sellar los rollos)

Salsa de soja con jengibre

  • Salsa de soja – 3 cucharadas
  • Aceite de sésamo – 1/4 cucharadita
  • Ajo – 1 diente picado
  • Jengibre – 1 cucharadita, rallado
  • Cebolletas – 1 cucharadita, finamente picadas

Instrucciones:

  1. Sacar las hojas para rollos de primavera del congelador y dejar que alcancen la temperatura ambiente durante aproximadamente 30 minutos o colocar en el frigorífico para descongelar durante 2 horas aproximadamente. Mantener sellado el paquete para que no se sequen.
  2. En la sartén o wok, añadir 1 cucharada de aceite (reserva 1 cucharada de aceite para cepillar los rollitos de primavera antes de asarlos). Agregar el ajo y el jengibre y freír hasta que notes el aroma (si te gusta lo picante, puedes añadir chiles). Agregar la carne de cerdo y cocinar hasta que ya no esté rosado sin llegar a estar dorado, unos 3 minutos. Añadir la col, zanahoria, brotes de soja y / o cualquier verdura que te gusta y freír durante un minuto y luego agregar los camarones y cocinar hasta que estén rosados. Añadir el vino shoaxing, salsa de soja al gusto, pimienta blanca, aceite de sésamo y cebolleta y mezclar bien. Escurrir en un colador para eliminar la humedad y presionar hacia abajo para quitar el exceso de jugo de la mezcla. Dejar a un lado.
  3. Retirar las hojas para rollos de primavera del paquete. Retirar con cuidado y lentamente una hoja y colocarla en una superficie de trabajo limpia. Colocar el resto de las hojas no utilizadas bajo un paño limpio y húmedo para que no se sequen (paso muy importante). Precalentar el horno a 190 grados C.
  4. Colocar la hoja con uno de los bordes puntiagudos hacia ti, como un diamante. Con un pincel o con el dedo pintar los exteriores con la pasta de almidón de maíz para ayudar que se pegue el rollo. Colocar una cucharada del relleno de carne de cerdo, camarones y verduras en el borde puntiagudo y luego doblar la solapa y presionar firmemente. Doblar los lados y mantener el rollo de primavera apretado mientras aprietes suavemente rodando el rollo hacia fuera. Cepillar la parte de atrás del rollo con otra capa fina de pasta de almidón de maíz y continuar rodando fuertemente hasta sellar el rollo. Colocar el rollo, con el cierre hacia abajo, en una bandeja para hornear forrada con papel para hornear. Seguir el mismo proceso con las restantes hojas para rollos de primavera y el relleno. (No te preocupes si los primeros rollos salen un poco mal – ¡irás mejorando!)
  5. Cepillar los rollos suavemente en ambos lados con un poco de aceite de canola. Hornear con el cierre hacia abajo durante unos 10 minutos. Después de los primeros 10 minutos, darles la vuelta a los rollos, cepillarlos con un poco más de aceite y hornear durante otros 10 a 15 minutos o hasta que estén dorados y crujientes.
  6. Hacer la salsa para mojar. En un tazón pequeño añadir la salsa de soja, aceite de sésamo, ajo, jengibre, cebolleta, y si te gusta lo picante, un poco de chile picado. Mezclar bien y servir como una salsa para tus rollos de primavera.
  7. ¡Comer y disfrutar!

Las Dietas China y Mediterránea Reducen el Riesgo de la Depresión y la Ansiedad

El otoño pasado, unos investigadores en China publicaron un estudio en Public Health Nutrition sobre el efecto que tienen dietas específicas en la salud mental. Esto es algo diferente del estudio del ejemplar anterior, que se centró en los niveles de nutrientes específicos y su efecto sobre la salud mental.

Este grupo de 8 investigadores – junto con enfermeras escolares y públicas, así como entrevistadores – estudiaron los hábitos alimenticios de más de 5.000 jóvenes chinos de edades comprendidas entre 13 a 21 años. También midieron sus niveles de depresión y ansiedad.

Lo que descubrieron es que las dietas ricas en alimentos procesados o alimentos de origen animal aumentaron el riesgo de depresión y ansiedad.

Por otro lado, descubrieron que una dieta tradicional china (granos integrales, frutas, verduras, arroz y algunos productos de soja) efectivamente baja el riesgo de depresión y ansiedad.

Restaurante Chino Ni Hao: Alimentos Tradicionales

Un estudio de 2006 había encontrado correlaciones similares, descubriendo que una dieta mediterránea tradicional (frutas, frutos secos, verduras, cereales, legumbres y pescado) también protegía contra la depresión en los jóvenes.

Si queremos asegurarnos de tener una óptima salud mental, lo mejor que podemos hacer es seguir  dietas tradicionales de alimentos integrales, tales como las dietas tradicionales española y china. De nuevo hemos econtrado una relación entre las dietas tradicionales de mi país de origen y mi país de adopción. No hace falta elegir entre una dieta y la otra – ¡las dos son saludables y son perfectamente compatibles!

¡Que aproveche!

Consejos para Preparar un Buen Salteado

Hace tiempo ya escribimos sobre la técnica más conocida de la cocina chino – el salteado (“ch?o/stir-fry”). Como es tan importante, pensamos que sería buena idea dar algunos consejos más. Así que, ¡aquí están!

Restaurante chino Ni Hao: Salteado

  1. Asegúrese de tener todos los ingredientes que necesita antes de tiempo.
  2. Asegúrese de que toda la comida se haya cortado de acuerdo a las instrucciones antes de empezar. Nunca trate de preparar la comida mientras saltea.
  3. Para una cocción uniforme, corte todos los ingredientes del mismo tamaño .
  4. Si no sigue una receta, corte todos los ingredientes en trozos pequeños (de un bocado).
  5. Precaliente el wok a fuego medio-alto/alto durante al menos un minuto antes de añadir aceite. (Quizás desee omitir este paso si tiene una sartén antiadherente – puede dañar el revestimiento.)
  6. Agregue el aceite (hasta 2 a 3 cucharadas dependiendo del plato; el más adecuado es aceite de girasol) en forma de llovizna de modo que cubra tanto los lados como el fondo del wok. El aceite se calienta más rápido de esta manera.
  7. Antes añadir otros ingredientes, sazone el aceite salteando unos trozos de ajo y jengibre. ( Nota: es posible que desee reducir el calor en este punto para evitar que se quemen) .
  8. Si la receta incluye carne y verduras, cocine la carne primero y luego déjelo a un lado. Agregue la carne de nuevo cuando las verduras estén casi cocinadas. Esto asegura que la carne no se recueza, y que la carne y las verduras conserven sus sabores individuales .
  9. La carne se saltea normalmente a fuego alto para sellar los jugos (aunque algunas recetas individuales pueden ser diferentes).
  10. Nunca agregue mucha carne en cada momento al wok. Extienda la carne por el fondo del wok para saltear.
  11. Retire la carne de la sartén cuando se cambia de color – por ejemplo, cuando ha desaparecido el tono rojo de la carne de vacuno. En este punto, la carne está cocinado aproximadamente en un 80 por ciento.
  12. Añada las verduras según su densidad, empezando con las verduras más densas, que necesitan más tiempo. Las verduras más densas, como el brócoli, las zanahorias y las berenjenas requieren más tiempo de cocción que las verduras de hoja verde como la col china.
  13. Si no está seguro del orden en que se deben añadir las verduras, la solución más sencilla consiste en saltearlas por separado.
  14. Si es posible, lave las verduras antes de tiempo para asegurarse de que se hayan escurrido y que no estén demasiado húmedas.
  15. Por el contrario, si las verduras están demasiado secas, trate de añadir unas gotas de agua mientras saltea.
  16. Cuando saltea carne, espere unos segundos antes de remover para que tenga la oportunidad de cambiar de color; cuando saltea verduras, comience a remover inmediatamente.
  17. Cuando quiera agregar una salsa a las verduras y/o carne, former un “pozo” en el centro, empujando los ingredientes hasta los lados del wok. Añada la salsa en el medio y revuelva para espesar antes de combinarla con los otros ingredientes.
  18. Una vez que termine de saltear el plato, pruébelo y ajuste los condimentos al gusto.
  19. Los platos salteados se sirven inmediatamente.

¡Y ahora sólo queda disfrutar del plato!