Los platos salteados

Una de las técnicas más usadas en la cocina china es el salteado en wok (“chao” en chino, “stir fry” en inglés). Hoy quería darte seis consejos para que tus platos de salteado en wok salgan lo mejor posible.

  1. wok para cocina china

    Un wok nuevo

    Elige bien el wok. Lo ideal es que tenga un fondo plano de 28 cm de acero de carbono (o antiadherente si prefieres – yo utilizo uno antiadherente en casa y me funciona muy bien). Para 4 raciones de una receta general, 28 cm es el tamaño ideal. Un tamaño mayor es difícil de calentar en las cocinas actuales, y uno más pequeño hace que los alimentos se apelmacen y se cuezan a fuego lento en lugar de saltearse.

  2. Asegúrate de que las verduras estén secas antes de cocinarlas. Si añades las verduras húmedas se perderá gran parte del calor del wok. Para secarlas, las puedes meter en una máquina para secar lechuga o usar papel de cocina.
  3. Limita la cantidad de comida que cocinas a la vez. Si es necesario, saltea los ingredientes por separado y combínalos sólo al final del proceso.
  4. Precalienta el wok. Cuando piensas que el wok está bien caliente, echa una gota de agua. Si se evapora en un segundo o dos, ya está. Precalentar el wok a este punto, pero no sobrecalentarlo, evitará que se peguen los alimentos.
  5. Usa el aceite correcto. El aceite tradicional que se utiliza en la cocina china es el aceite de cacahuete, pero la mayoría de los aceites vegetales refinados funcionan bien, por ejemplo el aceite de girasol. Sin embargo, evita el aceite de oliva virgen extra, que tiene un punto de humeo demasiado bajo.
  6. Corta todos los ingredientes del mismo tamaño. Si intentas mezclar piezas gruesas con otras finas, para cuando se hayan cocinado las gruesas, las finas estarán carbonizadas.

Pero como una imagen vale más que mil palabras, te recomiendo ver este vídeo – es una receta sencilla y deliciosa de verduras salteadas en wok:
Verduras con soja en wok