Palillos y Palillos

Sí, has leído bien: ¡palillos y palillos! Y es que hay un problema en español – se usa la misma palabra para hablar de los palillos para dientes y de los palillos para comer. Pero en la misma comida, en China, es muy normal usar los dos tipos.

El uso de palillos para dientes en una mesa puede ser una práctica estándar en China. Al igual que en la mayoría de los países asiáticos, la forma educada para desalojar los fragmentos de comida atrapados entre los dientes es cubrir la boca con una mano, y usar el palillo con la otra. Los palillos se utilizan con frecuencia entre platos ya que se cree que no se debe permitir que los sabores de un plato estropeen el disfrute del siguiente.

Pero los palillos para dientes tienen otro valor importante cuando se usan los palillos para comer. Son ideales, y socialmente aceptables, para recoger las piezas de comida que a menudo desafían incluso a los más expertos usuarios de palillos para comer – champiñones resbaladizos y rodajas de medusa, por ejemplo.

También puede haber problemas para comer arroz con palillos para comer, a menos que haya absorbido parte de los jugos de los platos principales y por lo tanto se ha vuelto más manejable. El método socialmente aceptable para comer arroz es llevar el tazón cerca de la boca y rápidamente trasladar el arroz a la boca con los palillos como si fueran una pala; esto puede ser difícil para los que no están acostumbrados, así que simplemente levantar porciones de arroz a la boca desde el tazón sujetado en la otra mano es perfectamente aceptable. No trates de comer arroz desde un tazón puesto en la mesa – sencillamente no se hace.

Restaurante chino Ni Hao: Palillos
Una habilidad con los palillos que no se recomienda a un inexperto es el deshuesado de un pez después de comer la mitad superior, porque no se le puede dar la vuelta. Esto lo debe hacer, con sumo cuidado, el anfitrión (si estás en una casa) o el camarero (en un restaurante).

La razón por la que un pez nunca debe darse la vuelta es por una superstición tradicional, y un tributo a las familias de los pescadores del Sur de China – traería mala suerte y un barco de pesca podría volcar si al pez se le da la vuelta.

Hay supersticiones asociadas con los palillos también. Si encuentras un número desigual de pares de palillos al sentarte a la mesa, esto significa que vas a perder un barco, avión o tren. Dejar caer los palillos inevitablemente trae mala suerte, lo mismo que dejarlos cruzados sobre el plato. Sí se permite cruzar los palillos, sin embargo, en un restaurante “dim sum”. Tu camarero los cruzará para demostrar que tu cuenta ha sido pagada, o tú puedes hacer lo mismo para mostrar al camarero que has terminado y estás listo para pagar la cuenta.

Bueno, ya sé que saber estos chismes sobre los palillos no te van a ayudar a dominarlos, pero me parecía interesante contarlos. ¡Espero que te hay gustado!