¡ESTAMOS ABIERTOS! VEN A COMER A NUESTRO RESTAURANTE, O, SI PREFIERES, APROVECHA NUESTRA OFERTA DE COMIDA PARA LLEVAR: 10% DESCUENTO SOBRE PRECIOS DE LA CARTA EN TODOS TUS PEDIDOS. LLAMA AL 91 766 80 58

El ajo y el jengibre

El ajo no sólo se usa en España y otros países europeos. Junto con el jengibre, el ajo constituye uno de los ingredientes que son parte integral de la cocina asiática, en general, y de la china, en particular. El sabor penetrante del jengibre fresco se usa de forma generalizada, desde guisos a platos salteados, mientras que el sabor picante del ajo aparece en las comidas de toda Asia.

El ajo y el jengibre en la cocina china y asiática

Ni Hao Restaurantes Chino-Asiáticos Madrid: JengibreEl olor penetrante del ajo ocupa un lugar destacado en la cocina de Sichuan y del norte de China. Los platos de Sichuan son famosos por su condimentación picante.

Y el jengibre es un ingrediente común en la cocina cantonesa, que se caracteriza por la condimentación sutil y salsas más bien ligeras. La cocina Sichuan también usa jengibre, y muchos platos contienen tanto el jengibre como el ajo. La sopa agripicante, originaria de Sichuan, es un ejemplo.

De todas formas el ajo y el jengibre se pueden encontrar en los platos de toda China – y de toda Asia. Y, por supuesto, los dos ingredientes son imprescindibles para dar sabor al aceite al saltear verduras, carnes y pescados.

Y, en nuestro restaurante de Sanchinarro, verás también que el jengibre tiene una función muy importante al tomar sushi – se toma jengibre encurtido entre cada pieza de sushi para refrescar la boca y evitar que los sabores de los distintos pescados se mezclen.

Conservación del ajo y del jengibre

El jengibre sin pelar debe ser almacenado en la bandeja de verduras del frigorífico. Envuelto en una bolsa de papel, podrá durar hasta una semana. Para un almacenamiento más largo, lo puedes envolver en una bolsa de plástico, y así durará hasta 1 mes. Para que dure incluso más tiempo en el frigorífico, otra opción es pelarlo, cubrirlo con jerez y conservarlo en un tarro sellado. El jengibre almacenado de este modo tendrá una duración de hasta tres meses. Y, en caso de necesidad, el jengibre se puede congelar.

En cuanto al ajo, almacenarlo en condiciones favorables ayuda a mantener sus propiedades curativas y de sabor. Las cabezas enteras de ajo se podrán conservar durante varios meses o más cuando se almacenan a temperatura ambiente en un lugar seco, oscuro y que tiene buena circulación de aire. Pero hay que pensar que la vida útil del ajo empieza a disminuir una vez que se comienzan a separar los dientes de la cabeza.

Lo ideal es almacenar el ajo sin cubrirlo, por ejemplo en una cesta de malla de alambre dentro del armario. También se puede almacenar el ajo en bolsas de papel o bolsas de malla. Hay que asegurarse de que pueda circular abundante aire seco y de que penetre poca luz para inhibir la germinación. Para evitar el moho, el ajo no se debe refrigerar ni conservar en bolsas de plástico. Algunas personas dicen que se puede congelar el ajo, pero esto no es recomendable, ya que cambia su textura y su sabor.

El ajo y el jengibre en Ni Hao

Como el ajo se conoce mejor en España, vamos a centrarnos aquí en platos que contienen jengibre y que se pueden tomar en nuestros restaurantes. Si no lo conoces y quieres ver si te gusta, recomendamos dos platos para probarlo. El primero plato es gambas con salsa de chili y jengibre – no te preocupes, ponemos poco chili en la salsa para que no pique demasiado (pero siempre puedes pedir más si te gusta el picante). Y el segundo es el pollo al tie ban. Prueba cualquiera a ver si te gusta el sabor especial del jengibre y, si es así, ¡la próxima vez pides que pongan un poco más! Los dos platos los tienes en nuestros dos restaurantes: Ni Hao Arturo Soria y Ni Hao Sanchinarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad